Venezuela afianza el ecosocialismo para la defensa del planeta

  • En Comunidad
  • Hora actualización: 17/05/2017 | 9:10 pm
  • Por AVN

Con el propósito de generar una relación más armónica con el medio ambiente, el Gobierno Nacional a través de la Misión Árbol, ente adscrito al Ministerio de Ecosocialismo y Agua (Minea), impulsa políticas ambientales enmarcadas en una visión ecologista.

Es así como la Misión Árbol desde 2006 sigue dando continuidad al legado ecologista del presidente Hugo Chávez, provisto en el quinto objetivo del Plan de la Patria, que insta a la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana basado en la relación armónica entre el ser humano y la naturaleza.
En cumplimiento a este objetivo, que pretende hacer un llamado de reflexión a los venezolanos a sumar voluntades para revertir las causas que han generado el cambio climático a consecuencia del modelo capitalista, la Misión Árbol ha conformado más 240 brigadas ambientalistas y ha impartido talleres formativos en más 400 escuelas y liceos del país.
Además de los planteles educativos, en las organizaciones populares se fomentan acciones ambientales como el reciclaje que transforma los desperdicios para llevarlos a un nuevo ciclo y la reutilización de desechos orgánicos e inorgánicos para la producción vegetal.
"En la Misión Árbol tenemos como principio fundamental la reutilización de elementos orgánicos e inorgánicos y el fomento de planes formativos para la utilización de estos elementos que tienen como propósito estimular la producción de plantas y bioinsumos necesarios para el desarrollo de la agricultura urbana", dijo Willian Bastardo, Director de Gestión de Cuencas Hidrográficas, de la Misión Árbol, en entrevista concedida a AVN.
Con la puesta en marcha de estas políticas, se pretende evitar la dependencia en el uso de insumos agrotóxicos y promover una conciencia ecológica que contribuya con la preservación de la de la calidad de vida de los individuos.
Bastardo considera que parte del daño generado al medio ambiente se debe a la falta de cultura ambiental, que se deriva del modo de vivir que promueve la economía capitalista que incita al consumo excesivo que se traduce en la continua generación de desechos sólidos.
"Nuestro nivel de consumo irracional se debe al modelo económico capitalista en el cual nos desenvolvemos, que incita a la multiplicación de desechos y el aumento de su rentabilidad sin importar los daños que se generen en el ambiente", sostuvo.
En respuesta a las graves consecuencias que ha traído consigo el modelo capitalista, desde el gobierno nacional y la Misión Árbol se viene impulsando un modelo armónico asociado con la visión ecológica-productiva del país, demostrando que se puede producir sin la necesidad de sacrificar los rendimientos y sin causar daños al ambiente.
Con el objetivo de promover en la colectividad una mayor responsabilidad sobre sus propios residuos e impulsar el procesamiento y la reutilización de desechos orgánicos e inorgánicos, para elaborar nuevos productos y así poder salvar grandes cantidades de recursos naturales, este miércoles se conmemora el Día Mundial del Reciclaje, establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
Políticas ambientales
El sistema económico capitalista ha contribuido con la aceleración de la destrucción del medio ambiente, razón por la cual desde la Misión Árbol y el Ministerio de Ecosocialismo y Agua se promueven diversos espacios productivos entre los que destaca los sistemas de producción agroecológicos (Siproa), los espacios productivos agrofoestales sostenibles (Epas) y las CafeTÉrias Árbol, cuyo propósito es acerca la labor ambientalistas a los entornos urbanos.
Según datos estadísticos divulgados en el portal web de la Fundación Misión Árbol , han sido reforestadas 326 hectáreas (ha) a través de la plantación de 169.887 plantas. De igual forma, han sido registrado a nivel nacional 1.500 voluntarios que trabajan para erradicar el enfoque mercantilista que se le ha impuesto al medio ambiente.
Por su parte, las brigadas ambientalistas tiene como finalidad impulsar una mirada responsable con el entorno para generar una cultura ecologista.
“El ecosocialismo es una filosofía de vida que se combina con los ideales socialistas como única alternativa para resguardar la vida en el planeta, cuyo declive procede de las políticas capitalista y de consumo”, enfatizó Bastardo.

NUESTRA PORTADA DE HOY

TEMAS

TAMBIÉN EN COMUNIDAD