miércoles, 29 de agosto de 2012
   
 
 
El comerciante libanés fue asfixiado por presuntos asaltantes
Foto: Geraldine Mavare
 
OTRAS NOTICIAS
 
Ministra Varela destaca total normalidad en centros penitenciarios del país
ver noticia

Ramírez: Investigación técnica comenzará una vez se despeje área del siniestro en Amuay
ver noticia

Comienza proceso de enfriamiento en tanques de Amuay
ver noticia

Fiscalía crea línea telefónica 0800- AMUAY MP
ver noticia

Joven revalidó su vocación médica con incidente de Amuay
ver noticia
El libanés fue maniatado y asfixiado
Asesinan a propietario del Club Árabe de Punto Fijo

Johanna García
Fecha de publicación: viernes, 16 de septiembre de 2011
Actualizado: 1:10 am
 


Un hombre de origen libanés fue localizado muerto a las 7:00 de la mañana de ayer en el interior de una habitación en el Club Árabe de Punto Fijo. Estaba maniatado y boca abajo en el suelo del local.




Ahmed Deb Charanek, de 37 años, procedente del Líbano, tenía varios años en la región falconiana y se desempeñaba como encargado del club citado. Residía en la avenida Las Acacias entre Girardot y Zamora, en el sector Santa Irene, en un anexo del club.



Fue visto por última vez la noche del miércoles a las 8:00 de la noche y ayer a las 7:00 de la mañana un empleado del local lo encontró muerto y maniatado en un depósito que funcionaba también como habitación del occiso.



Funcionarios policiales se apersonaron en el lugar del crimen y acordonaron el área. El comisario Orlando Pernalete, jefe de la subdelegación Punto Fijo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, explicó que se presume como móvil del crimen el robo.



En el lugar había signos evidentes de robo, una caja registradora estaba abierta y vacía, faltan varios objetos que se comercializaban en el club, entre ellos el registro fílmico del local.



Charanek vivía solo en el local, el cual posee un cerco eléctrico de seguridad, por lo que las autoridades no descartan la participación de algún cómplice allegado al comerciante libanés, para que las personas que cometieron el robo y posterior asesinato pudieran ingresar al lugar.



El occiso fue maniatado con el cable de un teléfono celular y una trenza de calzado, colocado bocabajo y presuntamente torturado para que indicara dónde estaba el dinero.



El resultado de la necropsia realizada al cadáver arrojó muerte por sofocación y asfixia mecánica. Las autoridades policiales manejan como primera hipótesis el robo, pero no descartan otro móvil en el hecho.
 
 
 
 
Derechos Reservados 2012
Editorial Nuevo Día C.A. RIF- J- 31061397-4 | UANESI C.A. RIF- J-31617565-0